EL AMOR

ENLACES:   EL AMOR CREADOR    /   EL AMOR EN EL TIEMPO  /   POEMAS DE AMOR   /  EL AMOR DEL MUNDO /

LA LUZ Y EL AMOR    /

BESOS

BESOS

BESOS QUE RESUCITAN

BESOS QUE RESUCITAN

web: www.alexdesande.com

web: www.alexdesande.com

Fragmento de la novela: QUIERO TOMAR REFUGIO EN TU CORAZÓN de Álex de Sande. Podéis leer más o adquirir la obra en la web:www.alexdesande.com

EL AMOR
Lucía acarició con delicadeza la mano de él y se la llevó al pecho, sobre el corazón, para recitar la Oración budista de Toma de Refugio. Ese detalle le encantó a Max sobremanera, pues vio que ella le daba suma importancia a dicha plegaria, que representaba un compromiso para emprender juntos un camino profundo de gran pureza espiritual. Fue una muestra entrañable de sincero cariño y de inconmensurable afecto. Él quiso ver en ese gesto de su alma, el amor de un universo entero.

LA LUZ Y EL AMOR

LA LUZ Y EL AMOR

LA LUZ Y EL AMOR

LA LUZ  Y EL AMOR
De repente, se puso a llover con fuerza. A indicación del maestro, todos corrieron a refugiarse en el templo. Tomaron asiento para continuar escuchándolo. De golpe, se fue la luz y se quedaron en penumbra, mientras una ráfaga de aire abrió las ventanas y apagó las lamparitas de aceite que iluminaban el altar. La sala quedó completamente a oscuras. El monje se puso en pie y con una cerilla encendió una especie de candil. Cerró todas las hojas de los ventanucos. Repartió velitas entre los asistentes que las acogían entre las palmas de la mano como en un acto de oración. El maestro prendió la suya y compartió la titilante llama con el que estaba sentado primero, y este, a su vez, con el de al lado, de manera que unos iluminaban a los otros. Simbólicamente transmitió una sutil enseñanza: la luz, como el amor cuando se comparte, se multiplica.http://www.alexdesande.com/el-amor-creador/

EL AMOR DEL MUNDO

EL AMOR DEL MUNDO

EL AMOR DEL MUNDO

Fragmento de la novela: QUIERO TOMAR REFUGIO EN TU CORAZÓN de Álex de Sande. Podéis leer más o adquirir la obra en la web:www.alexdesande.com

EL AMOR DEL MUNDO

»La joven del cenobio de Nagi Gompa, del valle de Katmandú, apareció en el altar y se hizo un sepulcral silencio. Parecía que la gente había dejado de golpe de respirar. Sin la compañía de ningún instrumento musical, solo con la sonoridad mística de su voz, entonó el canto sacro yang, con el que hizo resonar las piedras de los muros y de las columnas, y también consiguió hacer vibrar las oquedades de los allí presentes, pues noté que a algunos les recorrió un escalofrío por todo el cuerpo. Continuó con una melodiosa plegaria tántrica que volvió a sobrecogerme. Y luego tomó con la diestra un pequeño tambor o damaru para marcar el ritmo con pequeños golpecitos que daba con la palma de la mano, y en la otra, sostuvo una campanilla o dril-bu que complementaba con la gutural recitación de unos versos antiquísimos que escondían oraciones secretas que surgían desde las entrañas, de manera que hizo fluir las emociones de los asistentes. Decían que cantaba desde su esencia y eso serenaba la mente. Y quizás era cierto, pues Ágata me cogió de la mano y sentí cómo aquella acústica la estremecía tanto que de forma instintiva me besó desde el alma para inmortalizar el momento, y en aquel acto de entrega supe que el amor y la compasión son los que mueven el corazón del mundo.

EL AMOR EN EL TIEMPO

EL AMOR ATRAPADO EN EL TIEMPO

EL AMOR ATRAPADO EN EL TIEMPO

EL AMOR ATRAPADO EN EL TIEMPO

Los compañeros se habían tumbado a tomar el sol sobre las toallas. Todos se quedaron roque en plena siesta, rendidos ante el aliento febril de Vulcano. Una nube de mariposas y libélulas revoloteaba sobre ellos y les hacían cosquillas. Y al moverse, rompían la completa inmovilidad del paisaje, que por un momento llegó a parecer la imagen de una postal. Max aprovechó la circunstancia y la colmó de besos y de caricias que empezaron a sofocarla. Y antes de que se apasionase demasiado y pudiesen verlos en una escena impropia, ella se vio obligada por pudor a animarle a regresar con la misma calma con la que habían ido. Así lo hicieron. Al llegar a nado a la otra orilla, salieron en silencio. Fueron con cuidado de pisar sin chapotear el agua para no despertar a nadie. Caminaron de puntillas hasta coger las bolsas. Ella eligió un sitio más apartado para extender las toallas sin hacer ruido. Se sentó en una postura sosegada y abstraída en la placidez del momento. Ladeó el rostro en busca de la cálida caricia de los últimos rayos de sol de media tarde. Max, que se movía sigiloso, levantó la vista y se quedó prendido de la imagen de Lucía en la distancia. Dispuesto a inmortalizar aquel momento de serenidad y quietud que le trasmitía, cogió la cámara de fotos, acercó la imagen con el zoom y disparó. Acto seguido, con el gran angular le hizo un montón de instantáneas, convencido de que en cada una había capturado una parte de su esencia. Estaba embelesado. Continuó contemplándola con cariño. No pudo resistir la tentación de acercarse despacito. De repente, una preciosa mariposa color turquesa con manchas de tono añil se posó en la cabeza de ella, al borde de su flequillo castaño claro, y formó con su camiseta celeste de tirantes y el rosario lapislázuli una composición pictórica excepcional. Enfocó su rostro de cerca con el objetivo de la cámara y le bisbiseó algo ininteligible en un tono dulce para romper su encantamiento. Con la lentitud de la que está atrapada en una especie de duermevela, abrió los ojos todavía náufragos en un mar de sueños y sus pupilas doradas, que encerraban todas las tonalidades de la resina y de la miel virgen, se desbordaron en una lánguida mirada. Sin querer, había completado un cuadro onírico, en el que el sol de la tarde se descomponía en una luz ambarina que le bañaba la piel. Un simple clic fue suficiente para que la eternidad del instante atrapase la esencia de su alma en la memoria del tiempo.

EL AMOR CREADOR

 

0. 000 Tal Mahal

Fragmento de la novela: Quiero tomar refugio en tu corazón. (Álex de Sande)  www.alexdesande.com

Nacemos del AMOR y tendemos hacia él. Las grandes maravillas arquitectónicas de todos los tiempos se han hecho por amor, igual que las mayores obras literarias, poéticas, musicales, pictóricas, teatrales, escultóricas, etc. El mundo se mueve por la energía que desprende dicho sentimiento, en todas sus derivaciones: ternura, compasión, bondad, perdón, generosidad, empatía, solidaridad, etc. Contagiemos el planeta de un sentimiento tan luminoso para desvanecer las sombras que se ciernen sobre un mundo de miedos, odios y guerras.

POEMA DE AMOR

POEMA DE AMOR

POEMA DE AMOR

Fragmento de la novela: QUIERO TOMAR REFUGIO EN TU CORAZÓN de Álex de Sande. Podéis leer más o adquirir la obra en la web:www.alexdesande.com

Unidos en la duermevela del amor, él le susurró un poema anónimo que le salió del alma:

“Voluptuosa que inundas de ternura mi ser”.

 

Sin querer te quiero,

más no quiero querer

que queriendo pierdo

voluntad y ser.”

A continuación, empezaron a recitar unos mantras y él le dijo que pensara en el último acto de amor que había realizado. A ella se le iluminó la cara con las imágenes de la noche anterior, cuando se quitó la ropa en la cueva y, dejando desnuda su espalda, él le recorrió con los labios cada hoja del tallo de la flor de loto que tenía tatuada en la espalda. Max soltó una sonrisa al adivinar sus pensamientos, pero dispuesto a centrarse en la liturgia, le recordó:
—Los mantras se repiten sin parar y conectan con la dimensión más espiritual; al mismo tiempo retumban como un eco en el interior de la roca que somos cada uno de nosotros, y nuestra conciencia mineral se empieza a despertar de su eterno letargo.

Se han cerrado los comentarios